LA VARA DE MEDIR DEL NEOLIBERALISMO ACABARÁ SOBRE SU PROPIA ESPALDA

Iritziak - Colaboraciones

Imprimir

LA VARA DE MEDIR DEL NEOLIBERALISMO

ACABARÁ SOBRE SU PROPIA ESPALDA

       Dicen temer a Marine Le Pen, pero apoyan a Volodímir Zelensky; si la prohibición del burka la apoya Emmanuel Macron es democrático, pero si Vladímir Vladímirovich Putin no permite mezquitas en la Federación Rusa mientras no haya iglesias cristianas ortodoxas en por ejemplo "Arabia" Saudí, es antidemocrático; si la "UE" es neoliberal, de facto, dirigida hasta ahora desde Alemania y cual IV Reich, de la Federación Rusa diremos que también lo es su Gobierno, aunque siga siendo contraria, tal y como lo fue la URSS, al citado IV Reich (ahora con capital, y desde al menos el 24-F, ya no en Berlín, sino que ya son tres las que la sustituyen, a saber: Washington, London y Tel Aviv); etc, etc, etc.

       A día de hoy, -cuando ya no existe desde 1.991 el mundo bipolar confrontado y, sin embargo, a la vez equilibrado entre la "OTAN" y el "Pacto de Varsovia"-, léase en un mundo unipolar que pretende hegemonizar todo, obviando a los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), así como a Irán y a otras potencias emergentes como por ejemplo Indonesia), el conflicto no es meramente interimperialista, y por mucho que pudiera parecerlo, sino entre los que pretenden un mundo unipolar centrado y dirigido en exclusividad por "EE.UU." contra los que pretenden un mundo multipolar, éste apoyado tanto por la Federación Rusa como por la República Popular de China, por Irán, por buena parte de Centro y Sudamérica, e incluso por la "India", etc.

        La cuestión no es otra que la defensa de las naciones frente a una globalización desnacionalizantemente uniformizadora (aquí se cruzan, -por intereses no necesariamente idénticos, que ni siquiera convergentes-, y encuentran desde postulados socialistas hasta otros verdaderamente más fascistas que "populistas", tales como los de Donald Trump, Marine Le Pen o Viktor Orban, y por poner tan solo tres ejemplos). No obstante, no se vea contradicción en ello.

        Sin embargo, cualquier defensa de la cuestión nacional sin defensa en paralelo de la cuestión social resulta antidialéctica, -acaso no quepa hacer prevalecer una sobre la otra o viceversa-; es decir que, de facto, no podrá haber Independencia sin Socialismo, ni éste podrá alcanzarse sin la toma del poder por las clases trabajadoras, con la clase obrera al frente, y con los siempre bienvenidos iniciales apoyos de la universidad y de la intelectualidad, así como del pequeño y mediano empresariado que, aunque en principio burgueses, no resulten oligárquicos.

       La última cifra dada en relación al mundo hambriento nos debería, amén hacer brotar las lágrimas, y cual resorte, hacernos saltar de la cómoda indiferencia. Sí, cerca de 300 millones de personas casi no tienen qué llevarse a la boca, con lo que se les encamina hacia la muerte por inanición. Asistimos impasibles a la muerte por desnutrición de 2,8 millones (sí, 2.800.000) de niñ@s al año (cifras aportadas por "UNICEF").

        Ahora hablaremos de presupuestos militares, los cuales bien podrían evitar el deshumanizado infanticidio arriba citado, citando tan solo los diez primeros y, por razones obvias, añadiendo "Ukrania" y el Estado "español".

                     Países que más invierten en Defensa:

                1° Estados Unidos (778.000 millones de dólares).

               2° República Popular de China (252.000 millones de dólares).

               3° "India" (72.900 millones de dólares.

               4° Federación Rusa (61.700 millones de dólares).

               5° Japón (60.000 millones de dólares).

               6°"Reino Unido" (59.200 millones de dólares).

               7° Arabia Saudí (57.500 millones de dólares).

               8° Alemania (52.800 millones de dólares).

               9° Estado "francés" (47.000 millones de dólares).

               10º "Ucrania" (acercándose a los 25.000 millones de dólares).

               11º Estado "español" (aproximándose a los 20.000 millones de dólares).

        Naturalmente, hay que realizar la comparación teniendo en cuenta la población de cada Estado (*).

        En todo el mundo se gastan anualmente 2,2 billones (2.200.000.000.000) de dólares para la guerra.

        Volviendo a recordar los 2,8 millones (2.800.000) de niñ@s que mueren desnutridos anualmente en el mundo e incluso los 300 millones (300.000.000) de personas que pasan hambre en el mundo, y haciendo unas sencillas divisiones, veremos cómo sin las guerras, digo sin gastos militares se acabaría totalmente con el hambre en el planeta Tierra.

        Y "solo" hemos hablado de la Industria de Guerra; ésta, digo la guerra, en un mundo multipolar necesariamente debería irse apagando.

       (*) Mientras los "EE.UU." gastan el 41% del total mundial (de donde se infiere su necesidad de promover y provocar la guerra; eso sí, allende sus fronteras), la Federación Rusa gasta el 8,4% y la República Popular de China tan "solo" el 4,2%.

        POR UN MUNDO MULTIPOLAR, CON NACIONES CON DERECHO PERMANENTE DE AUTODETERMINACIÓN, HACIA EL SOCIALISMO Y CAMINO DE LA SOCIEDAD SIN CLASES, ERGO DEL COMUNISMO.

 

Estilete

Imprimir

TODOS LOS ARTICULOS DEL BLOG